Yo necesito que tú lo hagas “bien”, tú necesitas “todo” de mí. Educar desde el respeto mutuo.

Cuando hablamos de la educación en la familia, si ya contamos con un amor incondicional, entonces, la palabra clave es RESPETO. Encontrar el equilibrio entre pedir y dar respeto es, a veces, una tarea complicada, pero una tarea que merece la pena afrontar.

Little Chicken

En ocasiones pecamos de renunciar a pedir respeto para nosotros, los progenitores: cuando organizamos todo nuestro tiempo en función de sus necesidades, cuando accedemos a cosas en las que no creemos para que no se enfaden o se entristezcan, cuando pasamos por alto que nos ayuden, compartan o se esfuercen por el resto de la familia.

Estas conductas o actitudes pueden responder a la idea: tú necesitas “todo” de mí. ¿Todo? ¿Qué significa todo? ¿Mis limites? ¿Todo mi tiempo? ¿Lo que me hace ser quien soy? ¿Queremos vernos algún día explicando a nuestros hijos quiénes éramos cuando éramos jóvenes, cuando éramos nosotros mismos?

En otras ocasiones pecamos de pedir al niño/a que renuncie a recibir respeto en ciertas parcelas de su vida: debes ser bueno en determinadas actividades, como los estudios, el deporte o haciendo amigos porque lo necesito para sentirme un buen progenitor/a. No muestres tu enfado, tu tristeza, tus celos porque sentiré que no lo estoy haciendo bien.

Ahora podemos encontrarnos frente a: Yo necesito que tú lo hagas “bien.” ¿Bien? ¿Qué significa bien? ¿Rápido? ¿Limpio? ¿Obediente? ¿Disciplinado? ¿Creativo? ¿Como todos? ¿Diferente? ¿Queremos vernos algún día frente a nuestros hijos mientras nos explican quién les hubiera gustado ser si le hubiésemos dejado?

Para educar desde el RESPETO es imprescindible tener presentes las dos caras de la moneda:

– Ser honestos con nosotros mismos y estar dispuestos a renunciar a nuestras expectativas para adaptarlas a las características de esos seres en construcción que son nuestros hijos/as.

– No renunciar a respetarnos y educar en el respeto hacia nosotros: nuestro tiempo, nuestras aficiones, el reconocimiento de lo que hacemos.

Hay muchas películas que plantean el conflicto entre los deseos y necesidades de p/madres- hijos/as. Little Chicken es una de ellas.

Share Now

mpm

More Posts By mpm

Related Post

Post Comments

2 Comments

    • GPA Calculator

      Hey there! This is my first visit to your blog!
      We are a team of volunteers and starting a new initiative in a community
      in the same niche. Your blog provided us valuable information to work on. You have done a marvellous job!

      • mpm

        Thanks you very much. It makes me happy!

Leave a Reply to mpm Cancel reply